Posteado por: M | 21 noviembre 2009

Un nuevo Castro, la misma Cuba

Lo mismo con Raúl Castro que con su hermano Fidel, el gobierno cubano y su policía política siguen tan represivos como siempre. Ésta es la conclusión del primer informe en profundidad sobre la situación de los derechos humanos en Cuba desde que Raúl Castro asumió la presidencia hace casi dos años. El devastador informe, titulado New Castro, Same Cuba (Un nuevo Castro, la misma Cuba), puede consultarse en la web de la Human Rights Watch, la prestigiosa ONG dedicada a la  defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

 El informe de HRW confirma: “Castro [Raúl] heredó un sistema de leyes e instituciones abusivas (…) En vez de desmantelar la maquinaria represiva, Raúl Castro la mantuvo firmemente activa como siempre”, pero observa algunos cambios tácticos para peor. Así, las detenciones arbitrarias pasaron de 325 en todo el 2007 a 532 en los primeros seis meses de 2009. También aumentaron las encarcelaciones por “peligrosidad social”, categoría de sospecha preventiva en la que se engloban todas las conductas contrarias al régimen y cuya aplicación permite detener a las personas antes de que hayan cometido un supuesto delito. El número de prisioneros políticos sometidos a un trato degradante supera los 200.

 En el capítulo más sombrío del informe, titulado “Estado de temor”, puede leerse: “El miedo es la parte central de la estrategia de aislamiento del gobierno cubano, que presiona a los amigos y miembros de una misma familia para que rompan sus lazos con los disidentes. Ese aislamiento, junto con otras formas de hostilidad, produce un gran impacto emocional y psicológico en los oprimidos que puede conducirles a la depresión o persistentes problemas psicológicos.”

 “En los tres años que lleva en el poder, Raúl Castro ha sido tan brutal como su hermano”, afirmó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, quien hizo también un llamamiento a los países de la Unión Europea (UE) para que bloqueen “los esfuerzos de España” de diluir la posición común hacia Cuba cuando aquélla asuma la presidencia comunitaria el 1 de enero de 2010. “El plan de Moratinos de abandonar la posición común –añadió– transmitiría el mensaje de que la UE es indiferente a la difícil situación de los presos políticos en Cuba.”

 Mijail Gorbachov comprobó, en contra de sus objetivos, que el comunismo no puede reformarse; que si el gobierno comunista ofrece algún resquicio para la disidencia y la libertad, el sistema acaba por desintegrarse. Los hermanos Castro y sus pretorianos aprendieron la amarga lección. La ilusoria pretensión, tantas veces anunciada, de introducir reformas en Cuba está condenada al fracaso, al menos, mientras la oligarquía la dirijan los partidarios del “socialismo o muerte”.

 El único que no parece haberse enterado es el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, que siempre ha preferido complacer a la dictadura que censurar sus desmanes, poniendo oídos sordos a los lamentos de los oprimidos, quizá con la vana esperanza de mitigar el oprobio y los castigos del Gulag tropical. Aunque los disidentes se sientan escarnecidos cada vez que observan al ministro español departiendo amigablemente con sus carceleros.

Anuncios

Responses

  1. Hola! Senyor Mateo, som La Lolita i el Llorenç. hem llegit el seu bloc i ens ha agradat força. És molt interessant, per part meva ja té un nou lector.
    Una abraçada de part de tots dos.

  2. […]  Otro artículo sobre Cuba […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: