Posteado por: M | 23 marzo 2010

La parálisis de Sarkozy

El hiperactivo Nicolas Sarkozy, que hace un año parecía que iba a sacar a Europa de su sopor, se encuentra como paralizado luego de la aparatosa derrota de su partido en la segunda y definitiva vuelta de las elecciones regionales en Francia, azotado no sólo por los electores, sino también por las encuestas que le auguran un futuro sombrío: el 85 % de los encuestados considera que el presidente no debe presentarse a la reelección en 2012. ¿Cabe mayor injuria que jubilarlo anticipadamente?
El humor de los electores cambia con frecuencia en Francia, según la percepción que prevalezca sobre la situación del país, pero como muy bien señala la directora adjunta del semanario Le Point (centro-derecha), la derrota del poder “es más que una advertencia; es una reprobación”, un voto de censura, un fracaso sin paliativos. El hombre que estaba llamado a cambiar la piel y hasta las entrañas del país, que llegó al poder con un programa de reforma para revitalizar a la nación, ha sido abandonado hasta por sus más ardorosos defensores, perdió claramente la iniciativa y se encuentra políticamente desautorizado por el veredicto de las urnas. Todas las desgracias juntas.

En esta hora crepuscular de las ideologías, reflejada en la abstención escandalosa, la derrota del sarkozysmo, si hemos de fiarnos de las encuestas sobre el estado de opinión, no se debe a un súbito entusiasmo por la izquierda sin programa y dividida en su cúspide, que se nutre fundamentalmente del antisarkozysmo que impregna el ambiente, sino al profundo pesimismo “en gran medida inexplicado y en gran parte misterioso por su profundidad”, según indica el analista de Sofres, la empresa que realiza los sondeos, luego de reflexionar sobre el pánico de los ciudadanos ante la amenaza próxima de perder puestos en la clasificación del bienestar y recular en el ránking de las grandes potencias.

Las promesas de 2007, cuando Sarkozy fue elegido con bastante entusiasmo, han sido sistemáticamente incumplidas porque las reformas de la economía, del Estado del bienestar, de la educación y de la justicia han sido aplazadas o abandonadas en medio de la tempestad de la crisis. El Sarkozy emprendedor, de actividad trepidante, que no quería ser un presidente como los otros, está resultando tan inmovilista como su predecesor Jacques Chirac, desbordado por debates inútiles como el de la identidad nacional para enmascarar el desafío de la inmigración.

La parálisis es profunda, forzada en parte por la crisis económico-financiera. La situación ha sido analizada por Nicolas Baverez, con su habitual perspicacia, al criticar acerbamente la decisión de Sarkozy de una pausa en las reformas en el segundo semestre de 2011, para preparar la campaña electoral: “Como Léon Blum en 1937 y Jacques Delors en 1981, Nicolas Sarkozy entrega las armas y rompe con la ruptura”, sentencia Baverez. Parece que los electores tomaron nota de tan desoladora conclusión.

El gran actor de la escena internacional, el reformista a ultranza, el campeón de la Europa en marcha, que se presentó ante los electores, alardeando de su origen, como el único capaz de domeñar los intereses oscuros que paralizan al país, aparece ahora víctima propiciatoria de la morosidad contemplativa, de las murmuraciones sobre el destino de su mediático matrimonio, el alza de sus zapatos o la charlatanería indocta de la refundación del capitalismo. Si ha aprendido la amarga lección, si reflexiona sobre el fracaso personal y el desastre de su partido, tiene dos años para rectificar y presentarse con los deberes hechos ante el tribunal electoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: