Posteado por: M | 21 septiembre 2010

Aldabonazo xenófobo en Suecia

A la atención de mi buen amigo Juan J. Martínez Almansa, que vive en Gotemburgo


Cuando se recrudecen en toda Europa los problemas derivados de la inmigración, que alcanzaron en Francia tintes escandalosos, los partidos xenófobos prosiguen su avance en Escandinavia. Ahora le tocó el turno a Suecia, último bastión o paraíso socialdemócrata, aunque gobernado por una coalición centrista (liberal-conservadora) desde 2006, donde el ultraderechista partido de los Demócratas Suecos, cuya campaña se centró en el freno de la llegada de inmigrantes, obtuvo 20 escaños (5,7 % de los sufragios) en el Riksdag (Parlamento unicameral), en las elecciones generales del 19 de septiembre, e impidió que fraguara una mayoría absoluta.

Por primera vez un partido de extrema derecha nacionalista consigue un resultado tan abultado luego de una campaña electoral abiertamente populista y xenófoba, cuyos ejes fueron la limitación de la inmigración, el endurecimiento de la política de ley y orden (contra la criminalidad) y la mejora sustancial de las ayudas para las personas mayores. El mensaje era simplista y caló en algunos sectores del electorado, probablemente los menos ilustrados o más inquietos por la situación social, tanto en la derecha como en la izquierda.  El 14 % de la población total (10 millones) nació en el extranjero y el 6% lo hizo en Suecia, pero de padres inmigrados.

La líder del partido xenófobo, Jimmie Akesson, describió el aumento de la población musulmana como la mayor amenaza externa para el país desde la Segunda Guerra Mundial. Fundado en 1988, el partido de los Demócratas Suecos se nutrió en principio de los grupúsculos neonazis, pero ha sido purgado de sus elementos más vociferantes y abiertamente racistas, que fueron forzados a reprimir sus nostálgicos desfiles uniformados, en busca de la respetabilidad y de los dividendos electorales de una confusa retórica nacionalista.

La alianza de los partidos burgueses tradicionales, capitaneada por el Partido Moderado del primer ministro, Fredrik Reinfeldt, logró el 49,2 % de los votos y 172 escaños, a tres de la mayoría absoluta que había alcanzado en 2006. El otro gran bloque electoral, la alianza del Partido Socialdemócrata con los verdes y los ex comunistas, retrocedió hasta el 43,7 de los sufragios y 157 diputados. Con el 30 % de los sufragios, el Partido Moderado quedó prácticamente empatado con el Socialdemócrata.

Los moderados que dirigen la coalición burguesa (Alianza para Suecia) mejoran sus posiciones y un primer ministro de derechas ha sido reelegido por primera vez en los 80 años de hegemonía socialdemócrata, aunque no logró la mayoría absoluta debido precisamente a la irrupción de los xenófobos en la escena parlamentaria y al escrutinio estrictamente proporcional con una franquicia del 4 %. El Partido Socialdemócrata, por el contrario, retrocedió aparatosamente hasta su peor resultado desde 1920 (30,9 % de los votos), mermado por el agotamiento del modelo y el escaso carisma de su máxima dirigente, Mona Sahlin, cuyo futuro político parece problemático.

¿Estamos asistiendo a “la extraña muerte de la Suecia socialdemócrata”, como asevera The Economist?  Las buenas perspectivas económicas, sin duda propiciadas por la cautelosa y reformista política gubernamental –menos impuestos y prudentes recortes de los servicios sociales–, favorecieron la reelección del primer ministro. Con un crecimiento que supera el 4 %, la economía sueca no sólo ha salido de la recesión sino que se ha convertido en la primera de la Unión Europea y la segunda del mundo en competitividad (sólo por detrás de EE UU).

Los suecos parecen haber llegado a la conclusión de que puede funcionar en su país un sistema que no esté fundado en los altísimos impuestos y el gasto masivo del Estado en distribución y servicios sociales, pero quizá resulte prematuro entonar un réquiem por un modelo que fue imitado, al menos verbalmente, por la izquierda europea y gran parte del llamado centro político. Causó furor, por ejemplo, en la España de la transición democrática. Un modelo de socialismo expurgado de sus perversiones más notorias, pero que sigue anclado en la aserción declinante e indemostrable de que el Estado benefactor e intervencionista administra mejor que los particulares.

En cualquier caso, el primer ministro Reinfeldt propugna un cambio a largo plazo, dialogado y gradual, ya que la mayoría de la población sigue identificada con el sistema del Estado generoso en sus prestaciones sociales, en una estructura económica dominada paradójicamente por los grandes consorcios privados. Desde 2006, el mayor recorte afectó a los ciudadanos que alegaban enfermedad para cobrar el subsidio, pero que estaban en buenas condiciones para trabajar. Por el momento, el gobierno prefiere corregir los abusos que promover cambios estructurales.

Tras las reformas homeopáticas y las expectativas generadas por la coalición burguesa, que no ha soliviantado a los intereses creados, la economía sueca es la que crece con más intensidad en toda la Europa occidental y el desempleo está en retroceso, aunque aún roza el 10 %.

Los resultados del escrutinio confirman que Suecia, quizá adormecida por la buena conciencia del bienestar generalizado y de ser el último reducto del liberalismo y la tolerancia, sucumbió finalmente a un virus que recorre la Europa en crisis y pone en tela de juicio no sólo el modelo socialdemócrata por antonomasia, sino también algunos de los valores inscritos en los tratados que jalonan la historia de la Unión Europea (UE), empezando por el de la libre circulación de las personas en el espacio comunitario, regulado por el acuerdo de Schengen firmado el 14 de junio de 1985 y progresivamente ampliado hasta alcanzar a casi todo el continente.

Los partidos ultraderechistas o xenófobos mantienen posiciones relevantes en toda Escandinavia, y muy especialmente en Noruega, donde el Partido del Progreso (contra la inmigración y el islamismo) logró el 23 % de los votos en las elecciones de 2009 y se convirtió en la segunda fuerza política del país. El Partido del Pueblo Danés (13,8 % de los votos y 25 escaños) es la tercera fuerza en el Parlamento de Copenhague, donde respalda al gobierno minoritario liberal-conservador. Alcanzó gran notoriedad con la crisis de las caricaturas de Mahoma en 2005. En Finlandia, el partido de los Verdaderos Finlandeses ensaya el discurso nacionalista y xenófobo, pero su atracción electoral es menor (4,1 % y 5 diputados).

Anuncios

Responses

  1. […] Y eso en tiempos en los que, incluso en Suecia, triunfa el nacionalismo y la xenofobia. […]

  2. Tomo nota y agradezco la deferencia que me haces en este buen trabajo análitico sobre la situación política en Suecia.
    Lo encuentro tan acertado y completo que podría haber sido escrito por algún nativo erudito de la política de este país.
    Efectivamente la Socialdemocracia se empeña en seguir medrando partiendo de sus viejas glorias y olvidando que los tiempos han canbiado. Llevados por este empeño han intentado ganar “el partido” a la derecha… y además en su casa, cosa esta imposible sin el discurso ideológico pertinente.
    A pesar de la competencia propia de las campañas electorales, las diferencias que separan a los dos partidos, líderes de ambas agrupaciones, no son tan grandes como se podría pensar. De por si han surgido voces pidiendo la colaboración de los Moderados y Socialistas para afrontar el reto que significan los xénofobos Demócratos Suecos.De estos diré que su relativo triunfo electoral se debe en parte a no habérseles tomado en serio, ya que un partido de este tipo, sin un programa serio y que considera es la inm igración la causa de todos los males del país, no hubiera sostenido un debate serio sin hacer reir a le gente.

    • hola,.. una pregunta tu eres Juan Martínez Almansa del pueblo de QUESADA en Jaén?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: